No al cierre de la escuela infantil «Casa Cuna»

No al cierre de la escuela infantil «Casa Cuna»

Lamentablemente, quieren cerrar la escuela municipal Casa Cuna, por eso han creado una plataforma de padres para evitar el cierre.

ESCUELA INFANTIL «CASA CUNA»

Parecía que la pesadilla se había terminado, pero nada más lejos de la realidad. Cuatro años después del primer intento de cierre de esta escuela, la historia se vuelve a repetir. La Diputación ha vuelto a anunciar el final de este servicio con fecha de 31 de julio de 2021.

El proyecto de la Escuela Infantil Casa Cuna nació hace diez años para dar cobertura a las necesidades de todas aquellas familias de la provincia de Valladolid, facilitando la “conciliación” familiar y profesional.

Se trata de la única escuela pública gestionada por la Diputación de Valladolid y su cierre afectará de forma importante a todas las familias que están haciendo uso de ella y a las que tenían previsto hacerlo el curso que viene, que ahora tendrán que costearse, si pueden, una guardería privada ya que las municipales no tienen plazas disponibles, otras familias tendrán que recurrir a la reducción de jornada laboral o “tirar” de los abuelos y familiares para que cuiden de estos niños, en contra de los principios y recomendaciones sanitarias de los últimos tiempos.

A día de hoy es inviable dar cabida a todos los alumnos de Casa Cuna que se quedarían sin este servicio en otras escuelas municipales.

La plataforma de familias afectadas está dispuesta a hacer todo lo que esté en sus manos para intentar paralizar el tan temido e injusto cierre.

Los motivos que traslada la Diputación son que la escuela está siendo utilizada por niños de la capital en detrimento de los niños de pueblos de menos de 20.000 habitantes y por otra parte que no está siendo rentable económicamente.

Para ello, las familias usuarias ya propusieron en su momento (en 2017) varias soluciones que no han sido tenidas en cuenta como son:

  • un aumento proporcional y equitativo de las cuotas
  • una mayor difusión publicitaria de la escuela
  • aumentar los servicios que ofrece. Por ejemplo habilitar para hermanos mayores una ludoteca o “programa conciliamos” ya que las instalaciones son inmensas con unos 4.000 metros cuadrados y se podría llevar a cabo fácilmente para aumentar así los ingresos de la Diputación.
  • compartir las instalaciones para otros servicios sociales como los que planteó “Fundación Persona”

Ninguna de estas propuestas ha sido tenida en cuenta, con lo fácil que es dar publicidad a este servicio tan demandado.

Las matrículas han caído porque las familias de la provincia de Valladolid desconocen su existencia, todos o casi todos los usuarios de Casa Cuna la han conocido por el boca a boca de amigos y familiares.

Es cierto que este año han caído las matrículas pero hay que analizar la causa y ser coherente. Si todos los padres residentes en municipios cercanos conociesen la existencia de la Escuela Casa Cuna y su proyecto educativo, las matrículas se desbordarían, porque esta escuela ha desarrollado un Proyecto Educativo propio para todos lo niveles y no ofrece un servicio exclusivamente “asistencial” como las “guarderías” o el programa “crecemos”, no, en esta escuela los niños desarrollan habilidades y trabajan contenidos, lo cual les hace competentes.

Otro factor que parece también importante es la ubicación de la escuela, ya que se encuentra en un barrio marginal de minorías por el que a penas transita gente. Si esta escuela estuviese ubicada en otra zona u otro barrio de Valladolid como Parquesol, Covaresa, el centro, etc. tendría una mayor repercusión y difusión y no solo estarían cubiertas todas las plazas sino que tendrían lista de espera.

No existe ni una sola critica negativa hacia el centro, ni hacia los docentes, ni hacia los servicios que prestan. La plataforma de familias afectadas pide encarecidamente que se replantee la situación y que se llegue a un acuerdo para mantener la escuela. Existen muchas posibles soluciones, solo “hay que querer”.

Están abiertos al diálogo y a la negociación tanto con la Diputación como con el Ayuntamiento y partidos políticos al igual que hicieron hace cuatro años, pero se niegan a darse por vencidos y no pelear por un servicio esencial, que siempre se ve afectado por ser un blanco fácil. Stop a los recortes en educación y sanidad, por favor.

Se ha creado una recogida de firmas a través de Change.org. y agradecerían que todos los ciudadanos les apoyasen firmando esta petición para dar continuidad a la escuela.

Deja una respuesta