Mi bestia particular… migraña crónica refrectaria

Mi bestia particular… migraña crónica refrectaria

Muchos de los que me conocéis o leéis el blog, sabéis que sufro una bestia particular llamada Migraña. En mi caso se trata de migraña crónica refrectaria, es decir, la sufro durante días, semanas e incluso seguidos y ya han probado conmigo casi de todo… salvo trepanarme la cabeza, creo que pocas cosas más quedan por hacer, tanto a nivel médico, como de naturistas, acupunturas, piercing…

migraña crónica refrectaria

Llevaba desde hace más de una semana con una crisis bastante fuerte, que a base de triptanes más analgésicos me permitían llevar una vida más o menos normal, trabajando, como madre, esposa, amiga… eso sí, desde el viernes pasado un rato todas las tardes tenía que tener mi momento de cama, oscuridad y silencio para remontar algo como si fuera un Ave Fénix.

Quien no padece ni ha padecido nunca migrañas, no sabe lo afortunado que es! Yo no se lo deseo ni a personajes como Hitler… bueno reconozco que a algún médico si se lo he deseado para que sienta algo de empatía y sea consciente de una santa vez que una migraña no es un dolor de cabeza.

Por desgracia, en mi caso ya hay pocas cosas que me quiten el dolor… los triptanes (Pastillas específicas para la migraña) ya sólo sin son nasales… y a saber qué llevan porque de hecho en la caja bien claro indican que no ponerse más de 3 en 96h y como máximo 5 al mes… entonces, por favor, ¿alguien me podría explicar cómo pretenden que trabaje si no soy ni capaz de aguantar la voz de mis hijas?

Por este motivo, llevo desde el domingo más o menos desaparecida. Si se han publicado cosas es porque aprovecho mis buenos momentos para programar, pero hasta hoy no he sido capaz de mirar ni un rato la pantalla de un pc… y de hecho ya se me está haciendo cuesta arriba.

Pero no quiero callar. Quiero que se visibilice la dichosa migraña. Sé que no es una enfermedad mortal, pero mata poco a poco… llevo desde el domingo por la tarde sin poder estar casi con mis hijas o esposo porque no soporto ni el vuelo de una mosca, porque una luz de más es una espada en un ojo, porque siento una espada clavada en mi nuca y otra en la frente…

Y lo más triste… el trato recibido por el personal sanitario del Hospital Clínico el pasado lunes. El domingo fui incapaz de ir a urgencias porque no me sostenían las piernas y tenía los brazos adormecidos. El lunes, llegue a las 9 al hospital. Lo primero que le dije a la doctora de urgencias es que la luz y el ruido eran dos de los mayores desencadenantes de mis crisis… pues ala, con un par, a una sala de sillones con 5 focos de luz intensa y al lado del control de enfermería (lo siento, pero un poquito de respeto hacia los pacientes y hablar más bajo y no de sus chorradas personales, sería de agradecer).

Segunda sorpresa, me ponen toda la medicación vía intramuscular… resultado… a pesar de 2 calmantes y un triptán inyectado, el dolor va en aumento (al llegar a casa, descubrí que uno de los nolotiles se había enquistado con lo que evidentemente poco sirvió). Hasta ese fatídico día, siempre se me había metido la medicación en vía, pero según la doctora eso daba igual… debe ser mi cuerpo que es muy especial… Dado que no mejoraba, pidieron sobre las 14.30h que me viera un neurólogo (en serio era necesario esperar tanto?).

A las 16h encontrándome mucho peor, llamó a la doctora y la indico que me encuentro muchísimo peor que cuando llegue… que para eso, me dé el alta y ya en mi casa a oscuras y silencio a lo mejor se me pasa algo… la digo que me siento totalmente maltratada como paciente y ser humano, se indigna! Lo increíble es que 5 minutos después vuelve, y me ofrece hacerme una pcr para pasarme a Observación… en serio… era necesario llegar a discutir y pasar semejante calvario?

Gracias a Dios, la neuróloga un encanto. Me trato con toda la humanidad y respeto que hasta ese momento se me había negado. Me hizo un bloqueo del nervio occipital (pinchar el analgésico directamente en la cabeza) y tras un rato de calma en una sala mucho más silenciosa y con luz tenue… por fin me pude ir a mi casa… a las 19.30h.

Si algún sanitario lee esto, por favor, sólo pido empatía y respeto! Sé que lo mío no mata… pero igual que a un diabético no se le da glucosa a un migrañoso no se le debería poner con luz y ruido…

Desgraciadamente el dolor sigue ahí… pero ya sinceramente me da pánico ir a urgencias después de este trato. Eso sí, la reclamación formal ya la ha presentado… algo también muy curioso, la web no funciona! Toca ir a atención al paciente del Clínico a hacerla y allí os aseguro que harán todo lo posible porque no la pongas… pero vamos, estoy cansada tanto de mi migraña como del trato, así que espero su respuesta y no pienso callar… SOMOS HUMANOS!

Deja una respuesta