Conociendo el Císter en Valladolid

Conociendo el Císter en Valladolid

Os propongo una escapada familiar al ladito de Valladolid… conociendo el Císter en Valladolid, un plan en familia estupendo!

Como ya sabéis si sois lectores habituales de la web o me conocéis personalmente, me fascina la historia y me encanta descubrir lugares tanto cercanos como lejanos.

Hace poquito, me quite una espina que tenía ahí desde hace un tiempo. Porque lo siento, pero me encanta el arte e historia del Císter, y tener un monasterio al lado y no conocerlo… eso es pecado!

Conociendo el Císter en Valladolid

Os venís a conocerlo?

El Císter en Valladolid

Aunque en la provincia de Valladolid hay varios monasterios del Císter, como: Santa María de la Espina, Santa María de Valbuena, San Joaquín y Santa Ana (poco queda del císter en sus muros), Santa María de Matallana, el de Sancti Spiritus de Olmedo (donde se ubica ahora el spa) o el Convento de San Quirce y Santa Julita en Valladolid.

Hoy os quiero hablar del Monasterio de Santa María de Palazuelos en Cabezón de Pisuerga. Un lugar abandonado a su suerte durante muchísimos años, pero que entre los años 2012 y 2013 se consigue rehabilitar y adecentarlo. Incluso se logra presentarlo digno para visitas turísticas gracias a la Asociación Amigos de Palazuelos y al pueblo de Cabezón de Pisuerga.

Monasterio de Santa María de Palazuelos

Es un monasterio cisterciense del primer tercio del siglo XIII, construido en el valle del río Pisuerga, muy cerca de su orilla derecha, en lo que fue la villa de Palazuelos (hoy despoblado), entre los términos actuales de Corcos del Valle y Cabezón de Pisuerga.

Su fundación se debió a Alfonso Téllez de Meneses, descendiente del Conde Ansúrez. Como tal construcción cisterciense la obra está entre el románico y el gótico.

Conociendo el Císter en Valladolid

En 1226 se llevó a cabo la consagración del altar, tal y como se puede ver en una piedra labrada en un lateral de la capilla principal.

Conociendo el Císter en Valladolid

El resto de los edificios estuvieron acabados en 1254, cuando la comunidad de Valvení se trasladó definitivamente al nuevo monasterio. Y es que antes, hubo un monasterio de benedictinos en San Martín de Valvení , los cuales lo abandonaron para venir a este Monasterio ya como cistercienses y cumplir la regla «Ora et labora».

Fue un monumento grandioso. Al ser cabeza de la Orden del Císter en Castilla, en el Monasterio se celebraban cada tres años los denominados “Capítulos Generales” en los que se acordaba la gestión de las finanzas y de los bienes inmobiliarios de las abadías.

La relajación de las costumbres con incumplimiento de la regla monacal fue un fenómeno que se dio en todas las órdenes religiosas en este periodo.  A comienzos del siglo XV esta relajación era ya un hecho, y esto también influyo en la historia del Monasterio de Palazuelos.

Conociendo el Císter en Valladolid

Cuenta con una dilatada historia que abarca desde su primer asentamiento hasta la Desamortización española del siglo XIX.

La vida del monasterio se vio interrumpida con la invasión francesa. La ocupación de las tropas francesas hizo estragos tanto en el edificio como en las obras de arte.

El monasterio de Palazuelos sufrió también las consecuencias de la Desamortización. A partir de ese momento, el Monasterio sufrió el abandono y un grave deterioro, sólo se conservo la iglesia de todo el recinto. Hasta 1996 estaba todo abierto, se cerró para evitar el pillaje y vandalismo. En  1998, se desploma parte de la bóveda y una de las dos espadañas. No es hasta los años 2012 y 2013  que se consigue rehabilitar y adecentar el monasterio y presentarlo digno para visitas turísticas gracias a la Asociación Amigos de Palazuelos. Una lástima total y una falta de consideración hacia nuestra historia!

Conociendo el Císter en Valladolid

Visita a la Iglesia:

El edificio de la iglesia está construido en piedra. Por fuera es bastante sobrio y por dentro muestra en altura y esbeltez la arquitectura propia del Císter.

El templo tiene planta basilical, con tres naves de cuatro tramos cada una de ellas. La cabecera, orientada al este, se compone de tres capillas con tramo recto que termina en cabecera poligonal, en el caso de la central dedicada a la Virgen, y semicircular en las dos laterales. Esta diversidad en la cabecera del ábside principal, poligonal, y los laterales, semicircular, es un hecho singular dentro de la Orden del Cister.

Conociendo el Císter en Valladolid

Los capiteles son pulcros y sencillos, decorados únicamente por motivos vegetales, salvo dos plañideras que se conservan en un lateral, cerca de la primitiva sacristía.

En la capilla mayor encontramos los monumentales escudos de armas de Carlos V situados en los laterales de la capilla mayor. También aparecen restos de otras pinturas referentes a escudos de la Orden del Císter.

La primitiva sacristía situada en un lateral, y que daba al claustro de los monjes, cuenta con la típica fuente del Císter.

Adosada al ábside central existe una especie de girola, construida en el siglo XVI y utilizada como sacristía que aparece decorada con frescos, una lástima que se encuentren tan deteriorados por el vandalismo.

Cuenta también con varios sarcófagos bastante deteriorados por los actos vandálicos, al lado de una capilla que se construyó para dar cobijo a las tumbas de la familia fundadora, y que también se usó posteriormente como cárcel de los monjes y donde aún se pueden ver los grabados que estos hicieron en las piedras.

Lamentablemente, se ha perdido una de sus dos espadañas, así como el coro que se desplomó casi por completo.

Fuera aún puede observarse el pozo de nieve que usaban los monjes para conservar los alimentos.

Os recomiendo la visita guiada, el guía transmite su pasión por la historia y hace que todo sea muy interesante incluso para los más pequeños! Es necesario realizar visita previa por cuestiones de aforo.

 

 

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta