Tristeza

Tristeza

Tristeza… desesperanza… desilusión… apatía… desconfianza… desactivación… Todo esto podría explicar el cómo me siento hoy… Levantarse con migrañón, mareada, con náuseas (Lo habitual por desgracia), que incluiso peinarte duela… pero con la fuerte motivación de tener cita con el neurólogo. La esperanza de que por fin te pongan el nuevo tratamiento para la migraña… Llegar a la consulta, una neuróloga que ni te conoce. Qué se limita a preguntarte cuántas crisis e intensidad… será más fácil decir que día no duele, pues de 365 días Yo creo que me libro 10… Qué tomas. Ah, llevas cuatro sesiones de botox y nada. Pues nada, ajo y agua. A esperar a ver si me meten en el grupo del nuevo tratamiento que con tanto bombo y tanta foto anuncian… Y mientras? Esto no es vida. A veces rogaría que acabará ya. Es tal desesperanza que duele hasta el alma…

Deja un comentario