Semana Santa en Valladolid

Semana Santa en Valladolid

Buenas noches! De todos es sabido, que una de las Semanas Santas más importantes de España y probablemente del mundo, sea la de Valladolid. Independientemente de si lo que te mueve es o no el fervor, la riqueza cultural de la Semana Santa de nuestra ciudad, hace que el asistir a alguna de sus representaciones, sea todo un lujo.

Siempre recordaré a mi profe de historia del arte, cuando nos repetía hasta el infinito «el arte es la expresión de una cultura». Y por ende, debemos valorar y contextualizar la Semana Santa dentro de ello. Cuando surgieron las procesiones en España, fue la forma de la época en ganar adeptos hacia el Catolicismo en plena batalla contra el Protestantismo, es por eso, por lo que sólo hay procesiones en España y en los países que estuvieron bajo nuestra influencia. Como decía mi profe, era la forma del momento de sacar la religión a la calle y hacer que las gentes de entonces vieran por lo que era importante luchar…

Personalmente, la Semana Santa no es una de las fiestas religiosas que más me gusten. De pequeña porque cuando iba al pueblo de mis padres, pasábamos más tiempo en la iglesia que jugando, algo que evidentemente no me gustaba. Y según fui creciendo, porque lo que se representa especialmente precisamente no es lo que más me atrae de la religión… tanto sufrimiento y desgracia. Que digo yo, que porque apenas hay procesiones o representaciones felices de la Resurrección???

Sin embargo, la de Valladolid me apasiona y si no voy a más procesiones es por no poder que no querer. Independientemente de las ideas religiosas, el valor de las tallas es impresionante y me parece ver al aire libre verdaderas joyas de arte! A nivel de fe, las que más me gustan son las que discurren en callejuelas del centro, con pocas cofradías y donde de verdad se guarda un silencio sepulcral y se percibe algo distinto en el ambiente… A nivel artístico, una de mis favoritas es la que discurre el Jueves Santo por la noche y que sale de la iglesia de la Vera Cruz, los pasos son imponentes y más en esa calle estrecha donde sientes que cuando descienden a Cristo, puede que se te caiga encima… Y el Señor Atado a la columna de Gregorio Hernández… simplemente es brutal!

Desde aquí, os invito a todos a vivir y disfrutar de la Semana Santa de Valladolid. Os aseguro que no os dejará indiferentes y a los peques, salvo que les de miedo, creo que les puede resultar muy atrayente, y no deja de ser parte de su cultura guste o no.

Os recomiendo visitar la web de Semana Santa cofrade para poder estar al día de las procesiones que habrá en nuestra ciudad. No obstante, cada día os pondré por la mañana un resumen de las que haya diarias por si os apetece disfrutar o participar de alguna.

Deja una respuesta