Por fin

Por fin

Por fin! Llegó el día y conseguimos que fuera inolvidable.

Este año está siendo muy duro para todos. Todo se complica y todo está en el aire…

En mayo tendría que haber sido, pero fue imposible. Pero por fin ayer lo pudimos celebrar…

Mi hija mayor decidió que quería hacer la comunión (reconozco que yo quería pero siempre que no fuera sólo por postureo o regalos, sino por lo que realmente simboliza) y ayer por fin pudo hacerla.

Este año, ha sido todo una locura. En febrero medio preparando ya todo… Y ya casi tarde!

Aviso a navegantes: según os digan la fecha, mirar dónde queréis. Yo creía que iba con tiempo y ya casi ni encontramos restaurante!

Pero en marzo, todo quedó paralizado. El mundo, las vidas… Todo.

A finales de junio, se volvió a informar aunque sin certezas. Pues en este tiempo creo que la lección que realmente estamos aprendiendo todos sí o sí, es que hay que vivir al momento porque el futuro es totalmente incierto…

En mi caso, hasta ayer ni me lo creía! Porque parecía que todo se ponía en contra… Valladolid en fase 1, confinamiento en el barrio de mi madre de Madrid…

Pero, por fin, todo salió genial! Sé que mi padre desde donde esté, estaba allí con nosotros, disfrutando de ver feliz a sus nietas y familia…

Y eso fue lo que nos impulsó a seguir adelante, a no posponerlo. Porque ya teníamos una gran ausencia, no queríamos que pudiese haber más!

Gracias a la parroquia por hacer que a pesar de las circunstancias fuera una eucaristía especial para las niñas. Por su paciencia y darme la posibilidad de bautizar después a la peque (dos pájaros de un tiro)!

A Alba fotografía por darnos la posibilidad de que personas que nos hubiese gustado que estuvieran, pudieran vivirlo al menos a través de streaming.

A la tienda Alpi por su comprensión y paciencia con los vestidos… que desde febrero a septiembre imaginaros los cambios!

A mesón Don Pelayo, porque a pesar de un mal entendido inicial, después consiguieron que nos sintieramos como en casa y pudiésemos disfrutar en familia y con seguridad. Muchos no olvidarán su sorbete de mandarina!

Gracias a mi buena amiga Con las manitas de Ro, por los regalos a la familia y los álbum de las peques. Fueron todo un acierto! Porque como la he dicho, no sólo pone sus manitas, pone su corazón!

Gracias a la tiastra Rutty, demuestras que una buena amiga es un regalo maravilloso. Pues a pesar de todo, sigues ahí y las quieres un montón.

Gracias también a todas esas tiastras que vivieron y aguantaron mis miedos y nervios. Y siempre siempre me apoyan…

Y sobre todo, gracias a la familia que nos acompañó. Por venir, por dar tanto amor a las peques, por regalarnos un bello día! Gracias a Eva Casado Estilistas por los peinados de las niñas, eran dos princesitas!

Fue un día inolvidable… Por fin pudimos sonreír y disfrutar juntos!!!

Deja una respuesta