Mariposas y la Santa Espina

Mariposas y la Santa Espina

No hace mucho estuvimos visitando el Monasterio de la Santa Espina. Desde hace años, tenía esta visita pendiente. Como habréis notado, me fascina la historia y el arte… algo que trato de contagiar a mis hijas, y cuando encima nos contaron que allí tenían una colección de mariposas… pues dejamos de seguir postergándolo! Ir desde Valladolid a la Santa Espina es corto, un poco más de media hora, en dirección a Urueña (os dejo nuestra escapada por allí). El contraste del paisaje según te acercas es brutal! Pasas de una zona de cultivos y horizontes infinitos, a un monte de encinas y quejigos característico de la comarca de los montes de Torozos y una gran biodiversidad natural alrededor del monasterio.

El Monasterio de La Santa Espina lo mandó construir doña Sancha de Castilla, hermana de Alfonso VII el Emperador, en el año 1147. Gracias a la relación familiar con la corona de Francia, doña Sancha obtuvo una espina de la corona de Jesús que regaló a este Monasterio. En el mismo año llegaron los primeros monjes cistercienses, quienes dejarían su impronta en el edificio.

Como ha pasado en tantos otros monasterios, éste se construyó en diferentes épocas y sufrió notables reformas.

Al monasterio se accede por un arco de triunfo del s. XVI. La fachada de la iglesia y sus dos torres son de mediados del s. XVII, de la Escuela de Ventura Rodríguez, por lo que os recordará un poco a la catedral de Valladolid o al monasterio del Escorial. Conviene realizar la visita, ahora quienes guardan el Monasterio son de la orden de la Salle, algo que se nota porque el guía super amable que nos lo mostró, tenía una gran pasión por enseñar y compartir.

Visita al Monasterio:

  • permanecerá cerrado todos los lunes.
  • siguiente horario: ­MARTES A VIERNES: 10:30 a 13:30. 16:30 a 18:30 . Por las tardes CERRADO durante el curso escolar.
  • pases de visita: SÁBADO: 11:30, 12:30 Y 13:30 16:30, 17:30 Y 18:30h. DOMINGO: 11: 45 y 12:30. 16:30, 17:30 Y 18:30
  • Precio Entrada Individual: 2 € por persona (que destinan a un proyecto educativo en el Tercer Mundo).

En el interior, resaltan los dos claustros, el claustro de la hospedería y el claustro regular, ambos del s. XVII. En la pared del claustro regular sobresalen unos lucillos que en su día sirvieron de enterramiento y abundantes marcas de cantero.
La sala capitular, es de finales del s. XII. En ella destaca la sencillez propia del cister. En cuanto a la iglesia, en 1275 comenzaron las obras, de la mano de los nobles Don Martín Alfonso y su sobrino Don Juan Alfonso de Alburquerque, ambos enterrados en este monasterio. La iglesia reúne las características típicas del cister: planta de cruz latina y tres naves, siendo la principal más alta, y las dos laterales más bajas decoradas con arcos de medio punto. Todo super sencillo y pulcro. En la capilla mayor, se conjugan los estilos gótico y renacentista. Un arco apuntado de grandes dimensiones abre la capilla. Los lucillos sepulcrales de las familias Meneses y Alburquerque ya son del s. XVI, al igual que el retablo, procedente del Monasterio de Retuerta (Valladolid). Sobresale en su interior un conjunto de capillas. La capilla de la reliquia del s. XVII, diseñada por Francisco de Praves, en la que se puede contemplar la custodia que guarda la Espina. Como curiosidad, hay varias capillas pues en la época del Cister cada sacerdote debía decir su propia misa (hoy en día pueden concelebrar), por lo que eran necesarios varios altares. El Monasterio sufrió grandes problemas: incendios, invasión francesa, la desamortización de Mendizábal… Hoy en día, es un centro de enseñanza agrícola. Pero como os comenté, nuestra visita tenía también el objetivo de visitar la Colección de Mariposas. El guía fue super amable mostrándonoslo… 100% recomendable!

Horarios: SÁBADOS 11:00, 12:00, 13:00, 17:00, 18:00 y 19:00. DOMINGOS 12:00 y 13:00h. Precio Entrada Individual: 2 € por persona. Es espectacular! Tienen muchísimas clases de mariposas colocadas por continentes y muchos otros «bichos».
Realmente alucinamos todos! Y el guía, un apasionado del tema, nos explicó un montón sobre cada especie, curiosidades o la importancia de las diferentes especies.
Una visita super recomendable y completa! Cerca de allí, en el pueblo hay una zona con merendero o también hay un restaurante. Nosotros pusimos rumbo hacia otra localidad cargada de historia… pero eso, os lo cuento otro día 😉

Deja una respuesta