En honor de todas las víctimas del Coronavirus

En honor de todas las víctimas del Coronavirus

No me he ido

Cerca, bien cerca.

Estoy… en algún lugar estoy.

No puedes tocarme, así como no se puede tocar el amor… pero si puedes sentirlo.

No. No estoy entre la tierra.

Estoy en la sonrisa de tu recuerdo. Estoy en el silencio de tu suspiro. Estoy en la carita de quien ha nacido. ¿Escuchas el eco que se produce cuando ríes? Ese soy yo.

Estoy, créeme que estoy. No tan lejos. No me busques tan lejos.

Estoy cerca, bien cerca, a tu lado. Te sostengo cada vez que quieres caer. Te acaricio cada vez que comienza a doler.

Yo sé que me sientes, yo te conozco, yo te veo. No es locura. Estoy aquí. Cerca, bien cerca.

No se puede separar lo que se ata en el corazón. No se puede matar a un sentimiento.

Sólo se muere quien es olvidado.

Te cuido, te protejo, te acompaño. No te he dejado… tan sólo me adelanté un poco en el paso… Y volveremos a estar juntos. Cuando nos reencontremos, sólo Dios lo sabe.

Mientras tanto, estaré aquí, a tu lado. Cerca, bien cerca… hasta el último día de tu viaje…

Deja una respuesta