Clases particulares online, ¿sí?

Clases particulares online, ¿sí?

Con la vuelta al cole y tras el primer trimestre, muchas familias se estarán informando sobre clases particulares… Clases particulares online, sí o no?

Clases particulares online

Clases particulares online

Desde hace mucho tiempo, ya se estaban desarrollando en diversas plataformas, clases particulares online para todas las edades.

Pero es cierto, que a raíz de la pandemia, cobraron cada vez más importancia y para muchos ofrecen una seguridad de la que carecen las presenciales.

Ventajas de las clases online

  • Seguridad. Al no existir contacto físico, no hay riesgo de ningún tipo respecto a virus.
  • Tiempo. No hay que desplazarse a ningún sitio, por lo que, sólo se necesita una breve cantidad de tiempo para preparar la conexión y luego finalizarla.
  • Manejo de las nuevas tecnologías. Al tener que usar programas informáticos, además de mejorar la materia concreta que se den en las clases, se ganará capacidad en el manejo informático.
  • Amplia oferta de profesionales. Al no hacerse de forma presencial, se puede contar con profesionales de lugares distantes al nuestro. Incluso es posible que para temas específicos, además del profesor habitual, se pueda contar con otros profesionales más especializados en X materia.
  • Económicas. Al contar con más oferta, es posible que el precio pueda ser más competitivo que si necesitamos unas presenciales.
  • Las plataformas que se usan, ofrecen infinitas posibilidades para incluir material complementario que pueda ayudar de forma más amena y lúdica a desarrollar el tema elegido. Como vídeos, juegos…

Cómo deberían ser las clases online

  • Cortas y adaptadas a la edad de los alumnos. Para menores de 8 años se recomiendan 45 minutos y a partir de 8 años de 60 minutos.
  • Cada clase debe constar de una parte teórica, otra práctica de ejercicios y, por útlimo, otra de juegos. Estas partes no deben dividirse de manera independiente, sino que deben intercalarse para motivar y atraer la atención de los niños.
  • Los cambios de actividad de manera muy frecuente son muy beneficiosos para los niños y hacen que la clase sea dinámica. Cada actividad debería tener una duración de entre 3 y 5 minutos.
  • Sacar partido a las plataformas. Las que mejor funcionan son las que contienen elementos interactivos, como la posibilidad de compartir pantalla o la pizarra virtual.
  • En casa, sería ideal que los niños dispusieran de un espacio de estudio adecuado con buena luz para poder escribir y dibujar bien, poco ruido y lejos de distracciones, como otros dispositivos electrónicos u otras personas en la habitación.
  • Desconectar en el tiempo de ocio.

Espero que os sirva para decidir si os convienen o no las clases particulares online o no.

Recordar, lo importante es que el peque no sólo aprenda, sino que lo haga motivado y contento.

Deja una respuesta