Buscando un cambiador para bebés

Buscando un cambiador para bebés

Cuando uno emprende la gran aventura de ser padre, sin duda uno de los pasos más importantes es el que se emprende buscando un cambiador para bebés. A nosotros al menos nos pareció algo vital, necesario y nos resulto de lo más útil… de hecho a veces aún lo hecho de menos!

Pero hoy en día, hay más opciones y ya no es necesario comprar un mueble como tal, sino que hay buenos cambiadores para los peques que ocupan mucho menos, son más seguros y se pueden poner o llevar donde quieras!

De hecho os quiero hablar de el único cambiador inclinado que he visto en uno de mis últimos cotilleos por internet y que me ha dejado alucinada, por la comodidad y seguridad al cambiar al peque.

Buscando un cambiador para bebés

Buscando un cambiador para bebés

Hay que tener en cuenta sobre todo:

  • Sea cómodo, tanto para los padres como para el bebé. Por eso el hecho de que puedas mantener una buena postura corporal… os aseguro que es imprescindible! Siempre recordaré cuando iba a casa de mis padres y me tocaba cambiarlas encima de una cama… qué dolor de espalda después!
  • Sea seguro. Porque al menos a mí cuando eran muy muy peques, me aterraba la idea que en un despiste de un segundo, se pudieran caer… y al principio que parecen medio lagartijas, cuánto más seguros y menos espacio casi que mejor.
  • Use materiales respetuosos para la piel del bebé.
  • Sea fácil de llevar si te toca irte de vacaciones o fin de semana.
  • Sea fácil de limpiar… que al fin y al cabo, las probabilidades de que termine sucio son altísimas.

Tipos de cambiadores:

  1. Colchón-cambiador. El modelo más básico de cambiador, se trata de un colchón que puedes poner en cualquier superficie. Este modelo es muy cómodo porque es más pequeño, lo que lo hace ideal si tienes poco espacio en casa, y además hace que sea portátil, lo que te permite que te lo puedas llevar donde quieras.
  2. Cambiador hinchable. Es el más pensado para viajar con el bebé y hacer desplazamientos. Por lo general está fabricado en PVC atóxico y cuenta con una válvula de seguridad. Lo inflas cuando lo necesites y lo desinflas después, lo que lo hace muy útil y práctico para salir de viaje, aunque no tanto para su uso diario y constante, ya que el colchón no tiene la misma firmeza.

  3. Cambiador con patas. Este cambiador es como una mesa, solo que la tabla de arriba es el colchón para cambiar de pañal y ropita al bebé. Está diseñado de tal forma que normalmente permite colocarse sobre la bañera, sobre la cuna e incluso en el coche. Se pueden guardar una vez que ya no los uses.
  4. Bolsa-cambiador. Un imprescindible, porque cada vez que salgas de casa, llevarás ahí tanto los pañales, toallitas, biberones… como lo podrás usar para cambiar al peque en cualquier lugar.
  5. Bañera – cambiador. Es un mueble que podréis usar los primeros meses de vida para bañar al peque en un espacio más reducido. Además cuenta con el cambiador siempre a mano para poder usarlo en casa en cualquier momento. A mi al menos, me resulto súper útil!

Sofalange de Béaba:

Como os decía, cotilleando por internet, he encontrado el Sofalange que es el único colchón/cambiador inclinado del mercado con diseño patentado. Te permite un contacto visual directo con tu bebé, facilitando el intercambio, los cuidados diarios y creando mayores momentos de complicidad.

Sus puntos fuertes son:

  • Ayuda a limitar el reflujo gastroesofágico en los bebés que lo padecen: gracias a su inclinación de 16° grados y una ligera flexión de las caderas.
  • Fabricado con espuma de alta resiliencia, volviendo a su forma original: garantiza la durabilidad, la calidad y el confort.
  • Fabricación europea tejidos certificados oekotex class 1 que garantizan la ausencia de sustancias nocivas para la piel.
  • Su funda de algodón 100% orgánica
  • Con espuma de rizo de algodón, ultra absorbente y suave, y tejido de piqué, también muy absorbente y con secado rápido. Los tejidos de la funda también están certificados por oekotex class 1.
  • Incluye una funda higiénica de algodón. Dotada con un revestimento impermeable se puede lavar a máquina a 30°

Si estás esperando un bebé, este artículo también te puede resultar útil

 

Deja una respuesta