Hoy conocemos… La escalerita

Hoy conocemos… La escalerita

Buenas noches! Hoy queremos hablar y compartir con vosotros, de un centro de educación infantil, muy especial y fuera de lo común en Valladolid: La escalerita.

Habéis sido muchos los que nos habéis hablado de él, así que nos ha entrado la curiosidad y nos hemos puesto a investigar… y creemos que realmente merece la pena.

LA ESCALERITA:

  • Dirección: C/ Pisuerga 23, CP 47195 La Flecha, Valladolid
  • Tfno: 687 336 573
  • Web: http://alaescalerita.blogspot.com.es
  • E.mail: [email protected]
  • Horario: 7.30 a 20h.

Qué es la Escalerita?

La Escalerita es un lugar donde cada uno crece a su ritmo, tanto los adultos como los pequeños. No hay prisa pero no hay pausa.

Parece que al hablar de una escuela libre, se habla del tiempo que en una escuela tradicional pasarían en el recreo, una pérdida de tiempo y por tanto una pérdida de conocimientos imprescindibles para su crecimiento. Pero NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD, más bien es lo contrario.

En La Escalerita puedes SER TÚ MISMO, tienen tiempo para ti, para cuidarte, para acompañarte, para dormirte en brazos, para darte de comer o ayudarte a que lo hagas solo, para enseñarte a leer o a trepar, para enseñarte los números o a atarte el peto o los zapatos… En definitiva, para que recibas todo aquello que necesitas.

Da igual que el niño sea precoz o inmaduro, todos tienen su espacio y su ritmo, y lo respetan. Cada alumno elige por sí mismo el material que prefiere en cada momento. Así, sin ellos saberlo, están eligiendo el más apropiado para su edad madurativa. Por eso en esta escuela no hay comparaciones, ni evaluaciones, ni notas. No hay listos ni tontos, hay niños que prefieren jugar con las letras y otros, con los números. Y ese “no juicio” también se traslada a ellos. Todos se consideran listos porque empiezan y acaban el trabajo que emprenden y ese trabajo es perfecto en sí mismo, de ahí que su autoestima y sus ganas de querer seguir aprendiendo suban como la espuma.

Cómo funcionan?

Las edades están mezcladas y mientras los mayores quieren ayudar a los pequeños, los pequeños quieren imitar a los mayores, crecer y sentirse importantes. Quieren aprender lo que los mayores ya saben y así, sin darse cuenta, van madurando.

  • Las matemáticas y la lectoescritura, se trabajan de una forma experiencial, jugando con una amplia variedad de materiales y guiando a los niños por sus propios intereses. Así, nace su curiosidad por estas materias y lejos de aprenderlas de una forma sistemática siguiendo pasos, las aprenden desde la comprensión verdadera y por tanto obtienen competencias reales en las mismas.
  • La psicomotricidad, no la trabajan como tal, sino que tiene una sala con trapecios, columpios, toboganes, barras de equilibrio, balancines… Resulta mucho más efectivo que obligar a los niños a saltar a la pata coja cuando aún no están preparados para hacerlo y luego evaluarlos negativamente.
  • El almuerzo es compartido. Comen mientras charlan, ríen y comparten lo que en la mesa se pone, como harían en casa. Es un momento de reunión, de encuentro, de puesta en común, de compartir…
  • El patio. Bien abrigados si hace frío o con petos de lluvia y botas de agua si hay charcos, puesto que la clase de biología se da al aire libre. Descubren insectos, plantas, animales, árboles. Dan de comer a los gorriones, ven cómo las abejas van a las flores de las tomateras que hay plantadas, cómo los escarabajos se esconden debajo de alguna maceta o cómo las arañas tejen unas telas que se hacen visibles cuando se llenan de rocío…

Lo qué ofrecen:

  • Atención individualizada
  • Respetos sus propios ritmos
  • Almuerzo rico y compartido
  • Observación del niño ajustándonos a sus necesidades y las de su familia
  • Continúa formación
  • Talleres para familias, con familias y/o para familias

PRECIO:

Privado, en función de horario

OTRAS COSAS A TENER EN CUENTA:

  • Comunicación no violenta
  • Inteligencia emocional y mindfullness
  • Inteligencias múltiples a través de diversas metodologías respetuosas con el niño

Esta entrada tiene un comentario

  1. Natalia

    Cuando te informas sobre alternativas para la escuela de tu peque, el panorama en Valladolid puede desanimarse un montón. Yo vi en La Escalerita un oasis para mi familia. Es un proyecto muy mimado, las personas que lo dirigen y trabajan allí son la perfecta combinación de conocimientos, sensibilidad y amor por los niños y capacidad de comunicación. Nosotros, personalmente, ya no nos imaginamos a mi peque en otro entorno. Animo a todos los papás a conocerlo, se sentirán muy bien recibidos.

Deja una respuesta