El idioma secreto de las mujeres

El idioma secreto de las mujeres

Hoy es #lunesdecuento. Curioseando por Internet me ha encantado esta noticia de la que no sabía nada! No es un cuento ni un libro, pero es una historia fascinante y real que habla de cómo las mujeres se las ingeniaron para sobrevivir al machismo imperante.

EL IDIOMA SECRETO DE LAS MUJERES

En otoño del 2004, murió Yang Huanyi de 98 años. Ella era la última conocedora del Nushu, el lenguaje secreto de las mujeres chinas. Este código femenino venía de tiempos antiguos. El nushu se traduce literalmente como «escritura de mujeres», y es un sistema de escritura silábico que fue usado entre mujeres del sur de China. A diferencia del chino escrito, el cual es logográfico (cada carácter representa una palabra o parte de una palabra), el Nushu es fonético, con aproximadamente 2000 caracteres que representan una sílaba en los lenguajes locales yao y yi. A persar de que la lengua nushu existía desde el siglo III de nuestra era, no fue conocido al mundo hasta 1983, debido al intenso secretismo que siempre ha rodeado a esta lengua. Pero lo verdaderamente fascinante es que esta lengua surgió como sistema para escamotear una sociedad fuertemente machista. Tal era la discriminación de las mujeres en la China antigua que no sólo se les estaba prohibida la educación, sino que además debían vivir encerradas en las casas de sus padres o maridos. De modo que, progresivamente, se fue inventando un idioma al que los hombres no tuvieran acceso. Ellas aprendían el idioma transmitido de madres a hijas o entre cuñadas. Algunas veces los caracteres sirvieron como marcos decorativos o en artesanía, dada su forma más estilizada y estética que la forma «masculina», y así los mensajes también pasaban desapercibidos ante los hombres. También el Nushu era utilizado en abanicos y bordados, en los cuales se han encontrado, a modo de diarios íntimos, reflexiones y miedos o descripciones de hechos cotidianos. Lo más llamativo del Nushu son las “Cartas del tercer día», folletos disimulados de varias maneras que, secretamente, serían escritos dejados por las madres y tías sus hijas y sobrinas que servirían a manera de consejos, recomendaciones y canciones. Sin embargo, el gran problema del Nushu es su conservación, pues es no existen prácticamente documentos escritos. Debido a su caracter secreto era normal que los textos fueran destruidos tras ser leídos. Con la muerte de su última hablante, ha muerto una tradición. Pero afortunadamente ahora la lengua empieza a revivir. Huanyi aprovechó para entregar a los estudiosos gran parte de las cartas, poemas y artículos que había escrito en ese lenguaje, que fueron recopilados por la prestigiosa Universidad de Qinghua en un libro publicado el año 2005.

Deja una respuesta