Día mundial contra el dolor de cabeza

Día mundial contra el dolor de cabeza

Hoy 12 de Septiembre, es el Día mundial contra el Dolor de Cabeza.

Como sabéis los que me leéis a menudo, sé muy de cerca lo que supone vivir por desgracia con migraña crónica, así que este día me toca directamente.

Dentro de lo es el Dolor de Cabeza, hay muchos tipos e intensidades. Está la migraña (con todos sus subtipos), la cefalea tensional, la cefalea en racimos…

Mi consejo personal como paciente, es que si sufrís de algún tipo de dolor de cabeza de una forma muy intensa o continuada, vayáis al médico de cabecera y os derive a un neurólogo, pues no todos los dolores vienen por lo mismo ni el mismo tratamiento funciona para todo.

Además por desgracia, el abuso de fármacos contra el dolor va en nuestra contra pues se tiende a cronificar y a que al final nada haga efecto…

MI EXPERIENCIA

En mi caso concreto, mi bestia llegó en 8º de EGB. Fue horrible… tener que estudiar a pesar del dolor, el ir al médico de cabecera cada dos por tres porque las pastilla que me mandaba no me hacían efecto… ahí empezó mi ir y venir por diversos métodos alternativos: acupuntura, masajes, reflexología podal, ventosas, hierbas, incluso fui a un «sanador», y no me avergüenza decirlo, cuando vives con dolor crónico la desesperación es tal que haces lo que sea!

Y la desesperación de mis padres por verme así, ahora que soy madre no quiero ni imaginarla!

Una tarde de COU, estudiando un examen de historia para el día siguiente, mis padres ya se asustaron al verme llorando mientras estudiaba por el dolor…

Así que corriendo me llevaron a urgencias del hospital. Tras descartar que fuera meningitis, me pusieron tratamiento y dieron un papel (bendita la hora!) diciendo a mi médica de cabecera que me derivará al neurólogo! Y es que eso es algo muy habitual.

Muchos médicos de cabecera al hablarles de dolor de cabeza lo consideran y tratan como una enfermedad común y sin importancia y no derivan al neurólogo ni locos!

Yo tardé casi 4 años en ver un neurólogo y eso que mis visitas a la médica eran muy muy frecuentes. El neurólogo tras descartar que no fuera ningún daño físico ni cerebral, empezó a tratarme. Por aquella época con diferentes pastillas, siempre recordaré a uno de ellos que me dijo desesperado que ya no sabían que darme porque era un «correcaminos» y tenía demasiada tolerancia a todo y enseguida mi organismo se acostumbraba a todos los fármacos!

Recuerdo a otro neurólogo escandalizado de que la ginecóloga me mandará la píldora con todo mi historial de migrañas… esa fue una de mis peores épocas, casi un mes y medio encerrada en la habitación porque hasta el vuelo de una mosca me molestaba… y claro todo esto, estudiando en la Universidad y sin poder hacer muchas cosas de jóvenes porque la migraña te condiciona.

Odias el ruido, la luz… vives con miedo a que te dé una crisis en cualquier momento.

Reconozco que en mi caso he tenido suerte, pues tanto mis amigas como familia siempre me han apoyado, sin juzgarme por estar medio off mil veces o cancelar cosas en el último momento… algo que por desgracia no es fácil de que ocurra. Yo de hecho confieso, que nunca quise tener pareja por no cargar a nadie con mis migrañas… y lo que más me aterra es la idea que mis hijas puedan heredarlo!!!

Lo que odio es cuando hablas del tema y la gente te aconseja o dice cosas en plan «has probado…». A ver que llevo desde los 14 años y tengo 43! He probado mil tratamientos preventivos, mil terapias alternativas, a quitar cosas de mi alimentación, me han hecho bloqueos de los nervios cerebrales, puesto botox, probado casi todos los triptanes del mercado… Que por mucho que cueste de entender la migraña es un tema muy serio e invalidante!

Ahora parece que la nueva inyección, los dolores y la intensidad han remitido bastante… cruzaré los dedos! Pero por desgracia, la migraña no es sólo dolor… en mi caso, se me duermen manos y piernas a veces, tengo sensación de mucha lentitud mental… y es que no, no es sólo un dolor de cabeza!

Deja una respuesta