No hace falta palabras

Buenas noches! Hoy quiero hablar de nuevo de Prematuros, y es que no sólo es duro el momento en que nacen o cuando pasas los primeros días en la UCI… Lo duro realmente viene después.

Depende de cada caso, evidentemente. En nuestro caso, fueron casi 3 meses los que pasamos yendo y viniendo de casa al hospital… y eso es algo para lo que no se está preparado. Es algo que va machacando, no sólo físicamente sino psicológicamente.

Creo que es súper positivo contar con el apoyo de la familia y amigos. No se trata de que te digan que todo va a ir bien, no. Muchas veces esas frases hacen más daño que otra cosa, porque no eres bobo, y sabes que no todo va bien. A veces te darán ganas de gritar y de mandar a más de uno a la mierda. Porque NO, TODO NO VA BIEN. Si fuera bien, tu bebé estaría en casa contigo, no en una incubadora llena de cables y con mil pruebas… Así que por favor, si sois familia o amigos o lo que sea de padres de niños prematuros… callaros, de verdad, no necesitamos palabras, necesitamos abrazos! Se necesita un hombro en el que apoyarte, un hombro en donde poder llorar o gritar o reír… Se necesita saber que se cuenta con gente, nada más.

Personalmente, para mi eso fue muy duro. Más de una vez me quedé con ganas de mandar a alguien a la mierda, creo que de hecho, a alguien fijo que se lo diría. Pero por favor, no se necesitan palabras bonitas o falsas promesas… Soy la que voy todos los días a verlas, las que soporta todo lo que dicen los médicos, la que ve todas las cosas por las que están pasando mis campeonas… No quería palabras, sólo quería cariño… nada más.

Algo que agota mucho a los padres, es tener que dar el parte. Sé que la familia y amigos lo hacen con la mejor intención. Que ellos también quieren a esas pequeñas, que ellos también necesitan saber… Pero repetir una y otra vez cómo van… buff agota! En esa época no existía wasap, no se podía hacer un copia y pega… Lo bueno, es que mis padres estaban en casa, cuidándonos, pendientes de que comiera, de que durmiera… en parte, volví a ser una niña… sólo vivía por y para mis pequeñas. Así que era mi madre la que contestaba al teléfono… Siento si no hablé con mucha gente, si me encerré en mi misma, pero fue la forma en que enfrenté algo por lo que ninguna persona debería pasar.

En mi caso, fui escribiendo un diario sobre cómo iban avanzando mis pequeñas. Donde escribía no sólo sus avances, sino el cómo me sentía, lo que me gustaría decirlas… Pero no lo acabé. No pude…

Tras un mes y medio de luchar, mi pequeña Iris se fue… Todo se complicó. Fallo multiorgánico. Lo veíamos venir, porque se puso muy mal… pero tanto ella como nos aferramos hasta el final a que viviera, a que se quedará con nosotros… Pero a pesar de que fue una gran campeona y que luchó como una jabata, no lo consiguió…

Fue una noche de no parar de llorar, esperando esa llamada que confirmará el momento que estábamos esperando… El momento de decir adiós a nuestra pequeña. De sentir un vacío en el corazón… por mucho tiempo que pasé.

Sé que mucha gente pensará que no la conocí casi, que apenas tengo recuerdos de ella. Pero fue más que suficiente! En los días que pude disfrutar de ella, me aportó mucho más que mucha gente. Fue una gran luchadora, una campeona que se aferro a la vida con todas sus fuerzas… Y siempre me sentiré afortunada de haberla podido conocer, porque me dio una gran lección de vida e hizo que me sintiera orgullosa de ser su madre.

Afortunadamente, Yaiza salió adelante. Tras casi 3 meses de estar ingresada entre la UCI pediátrica y Neonatos, por fin nos la pudimos llevar a casa. A empezar a vivir en familia, a cumplir nuestro gran sueño.

Quisiera dar las gracias a todo el personal de la UCI Pediátrica del Clínico de Valladolid, porque siempre nos trataron con mucho respeto y cariño. Sé que les dolió verla marchar, y que sienten una gran alegría cuando alguna vez nos encontramos y ven a Yaiza. Aunque no era fácil escuchar lo que nos tenían que contar, siempre nos hicieron partícipes de todo, y nos respaldaron no sólo a nivel profesional sino humano.

Mucha fuerza para todos aquellos que estéis afrontando algo parecido. Son unos campeones, no os deis por vencidos! Ellos no se dan por vencidos nunca! Y todo… es posible, aunque sea complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

 

Responsable: María de la Peña Treviño Robisco + info
Finalidad: Envío de comunicaciones y gestión de suscripciones al blog. 
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Los datos serán incorporados a una base de datos gestionada a través de los servidores de Mailchimp.
Derechos: Tiene derecho al acceso, rectificación y supresión de los datos, a la portabilidad de los mismos, y a la limitación u oposición a su tratamiento. 
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad en http://www.pucelaconpeques.es/politica-de-privacidad/