Quédate en casa

Quédate en casa

Hoy con vuestro permiso quiero hacer una reflexión que nos importa y afecta a todos… nuestro futuro!

Está claro que nadie podía prever algo tan horrible y daniño como el Coronavirus. Ni en las peores películas apocalípticas casi…

Pero guste o no, ahí está. Y sigue estando!!!

NADIE estaba preparado para algo así. Ni autoridades, ni sanitarios, ni sistemas educativos, ni nadieee. Ni en España ni en ningún país, sólo hay que ver las noticias y darse cuenta que este maldito bicho ha dejado ko a todo el planeta, independientemente de la ideología de los diversos gobiernos.

A veces, metafóricamente pienso que esto es una llamada de la Madre Tierra o Pachamama. Porque está claro que el ser humano es el ser vivo más dañino para el planeta… durante este confinamiento se han visto delfines, pavos reales, ciervos… Eso debería decirnos algo, no?

Al principio pensé que este «bofetón» nos haría meditar y reflexionar… hacernos ver lo que realmente es importante y lo que es superficial. Que nos volveríamos mejores…

Pero ya me he dado cuenta que soy una total ilusa. Porque por desgracia, esta pandemia ha sacado lo mejor de muchísimas personas pero también lo peor. Ha habido y hay, bellos movimientos o proyectos o gestos para ayudar.

Pero por desgracia (Y lo he vivido en mis carnes) hay gente que ha demostrado que el corazón sólo lo tienen como órgano para mover la sangre, nada más. He topado con sanitarios con los que siempre me sentiré en deuda por el trato profesional y humano… pero hay otros con los que me he quedado con las ganas de escupir por muy fuerte que suene.

Y eso que sé, soy una afortunada. He podido ver a mi padre varias veces, me he podido despedir de él, he podido enterrarle donde quería y sabiendo en todo momento donde estaba. Cosas que por desgracia muchísimas felices no han podido… y ni me puedo imaginar su dolor!

En estos días ha habido y hay muchos bulos. Comentarios de personajes públicos que dan vergüenza.

Si hay algo que tengo y he tenido super claro, es que o nos concienciamos todos y vamos todos a una… o el dichoso bicho no va a desaparecer!

Porque ni los propios médicos saben ni contra quién luchan, ni cómo pueden luchar, o si uno que lo haya pasado está inmunizado o no…

Por eso, os ruego que sigáis con precaución. Guardando las distancias. Respetando las medidas sanitarias y sociales.

Claro que es duro no ver a los tuyos. O no poder dar o recibir un mega abrazo de esos que reconforta el alma… pero es eso o poder morir. Por duro y crudo que parezca.

Sigamos con cuidado, recordar que hasta que no haya una vacuna efectiva (qué tardará en llegar), seguimos en peligro. Tú, yo, los que te rodean…

Cuidaros por favor. Cuidarnos por favor!!!

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Ainhoa

    Totalmente de acuerdo. Por desgracia a veces ocurre como pones en el comentario de una noche si café: a mucha gente si no les pasa a su familia les da igual. A ver si la gente se conciencia y hay menos gente que lo tiene que pasar tan mal como tú. Un besazo

  2. PucelaconPeques

    Lo veo díficil…

Deja una respuesta