Conociendo las Cascadas de Palencia

Buenas noches! Hoy os queremos hablar de una escapada más o menos reciente, para conocer las Cascadas de nuestra vecina Palencia.

Esta vez lo conseguimos…, era nuestra segunda intentona de ver Yeguamea con agua. Este invierno de nieves y copiosas lluvias nos lo ha puesto fácil! Porque el año pasado, estaba seco seco… por más que se lo explicamos a las peques, no podían creer que en ese secarral hubiera agua!

La Cascada de Yeguamea se ubica en la localidad de Fuenteodra en el municipio de Humada (Burgos). Se encuentra a unos 144 kms. de Valladolid, el llegar allí es un viaje bastante cómodo y fácil, pues hasta Alar del Rey es todo autovía y luego el tramo final discurre por una carretera bastante buena en rasgos generales.

La Yeguamea es una surgencia natural intermitente que surge directamente de la roca, generando un chorro de agua a presión.

Se llega con facilidad, pasado el pueblo de Fuenteodra en dirección Humada sale un camino de tierra a mano izquierda que te lleva directo hasta en paraje. El recorrido es corto y sin dificultad para ir con niños, en los tramos del camino, incluso ir con silla no sería inviable.

En el paraje también podremos visitar otros lugares que nos indican las señales, la fuente de manapites, el pozo de los aceites y del corral.

Puedes cruzar la cascada por detrás y sentir muy cerca la caída y el estruendo del agua o por encima por un camino que recorre el cortado.

En momentos de máximo caudal vemos dos cascaditas a los lados de “Yeguamea”, el “Potrillo” y la “Potrilla”.

Despues de recorrer este precioso y poco conocido paraje decidimos aprovechar la cercanía y dirigir nuestro camino hasta Covalagua. Para ello habría que volver como hacía Alar del Rey e ir dirección Aguilar de Campoo.

El espacio natural de Covalagua se encuentra en Revilla de Pomar a 12 km. de Aguilar de Campoo.

Dejamos el coche en el parking que da entrada al espacio natural y en un breve paseo de unos 10 minutos por un sendero fácilmente transitable incluso para carritos de bebés llegamos a la cascada de Covalagua.

El rio Ibia forma esta magnífica cascada calcárea que forma pequeñas piscinas en su caída, precioso paraje… y dispone en las cercanías de mesas muy apetecibles para hacer un picnic… lo dejamos en nuestros pendientes!

Un perfecto complemento a esta visita es acercarse a la Cueva de los Franceses a unos 2km. por la misma carretera y no dejar de asomarse al mirador del Valcabado. Desde este balcón natural la vista es sobrecogedora…

Genial día de domingo en familia y rodeados de naturaleza.

Leave a Reply

Required fields are marked*