Conocemos… Los Ancares

Buenas noches! Pensando de qué destino hablar esta noche… he decidido rememorar un viaje no muy lejano a un destino que me apasionó y al que me encantaría volver…

Y es que hace años, a la vuelta de algún viaje, vimos mil carteles que señalizaban Los Ancares… tanto, que nos picó la curiosidad y al llegar a casa, curioseamos sobre ese lugar… e inmediatamente, me sentí seducida por él.

Es una zona bastante agreste y salvaje, que se encuentra repartida entre las provincias de León y Lugo. Una zona bastante desconocida, olvidada y pérdida en el tiempo y el espacio.

 

 

Hace casi dos años, por fin pudimos disfrutar en familia, de su magnífico paisaje y de su “salvaje” belleza… un sitio muy muy recomendable para disfrutar con peques porque les atrae mucho esa naturaleza y cuentan con mucha libertad de movimientos.

Cuando por la mañana salimos de Villafranca del Bierzo, la niebla nos vaticinaba que íbamos hacia un territorio salvaje, en el sentido de que poco ha hecho en ese paisaje la mano del hombre y poco hará… Apenas hay pueblos en esa zona, y los que hay, pocos habitantes cuentan. Si hasta mi querido mini pueblo de Guadalajara, Luzón, a su lado, me pareció súper modernizado!

Increíble el poder recorrer esas montañas, impenetrables hasta no hace mucho… esos bosques donde sería más fácil ver un oso que a un humano… esos pueblos que aún conservan alguna que otra palloza, muestra de lo duro que debía ser vivir aquí…

Aunque terminamos agotados y un poco mareados de tanta y tanta curva, mereció la pena por poder vivir y experimentar uno de esos lugares dejados de la mano de Dios, mágico y fuera de lo común…

Os lo recomendamos!!!

Leave a Reply

Required fields are marked*